La educación de postgrado en salud pública y su sistema de acreditación en Canadá

Tekombo’e postgrado tetãygua rekoresarãirã ha acreditación ojehupytyháicha Canadá-pe

Postgraduate education in public health and its accreditation system in Canada



Gerardo Armando Picón

Universidad Privada María Serrana



Nota del autor

Dirección de Investigación Científica y Tecnológica

gpiconoli56@gmail.com

Resumen

La salud pública es la disciplina que se encarga de la protección de la salud a nivel poblacional buscando mejorar las condiciones de salud de las comunidades mediante la promoción de estilos de vida saludables, programas de concienciación, educación y la investigación. Por ello es fundamental instituir y desarrollar programas de formación especializada de alto nivel para formar profesionales con las competencias requeridas para ejecutar acciones y programas de promoción de la salud y la prevención de enfermedades y accidentes mediante el estudio de los factores de la salud tanto personales como sociales, económicos y ambientales que determinan el estado de salud de los individuos o de las poblaciones. Esta revisión incluye la descripción de los distintos programas de maestría que se ofrecen en Canadá que abordan un proceso de formación multidisciplinario con las competencias requeridas para desarrollar roles en la promoción y educación para la salud. Dichos programas deben pasar por un proceso de acreditación que se fundamenta en funciones únicas y propias relacionadas con las misiones, objetivos y orientación para formar profesionales, investigadores y docentes con competencias relevantes para ejecutar funciones amplias en salud pública en contextos locales, nacionales e internacionales. Los distintos criterios y parámetros de acreditación conectan el aprendizaje con la práctica y la investigación. El egresado que se prepara para el ejercicio en esta área de especialidad profesional debe poseer el nivel de competencias adecuado respecto a la educación, experiencia y actualización continua en el campo de la salud pública.

Palabras Clave: Postgrado salud pública, Salud pública, Formación en salud pública.

Mombykypyre

Tetãygua rekoresãi, salud pública hína aranduty oñemboguatáva oñeñangareko potávo tetãyguakuéra resãirã rehe, ha ohekáva mba’éichapa tetãyguakuéra hesãivekuaa hekohápe oñemokyre’ỹvo maymave toñangarekove ijehe, oñemboguatávo tembiapoukapy ojeporohesape’a, oñeporombo’e ha ojehapykurereka hag̃ua arandu. Upéicha ojejapo rekávo niko tekotevẽ oñemboguata tembiapoukapy oñembokatupyry pypuku ha porã hag̃ua tapicha ha’evévape, jahechápa oñembohape tesãirã ha oñehenonde’a mba’asy ha accidente ojejeporeka reheae mba’e mba’épa ojejapova’erã peteĩme, atyháicha, economía ha tekoharesãirã, jahechápa maymave tetãygua hesãive, taha’e ha’eño ha atyháicha. Ko tembiapópe ojevichea opaite umi mbo’esyry maestría pegua oñekuave’ẽva Canadá-pe, oporombokatupyrýva ombojoajúvo heta arandureko ikatu hag̃uáicha oñemoherakuã ha oñeporohokombo’e tesãirã. Umi mbo’esyry oñemboguatáva ohupytyva’erã acreditación oñemopyendáva mba’etépa hembiaporã, mba’épa ohupytyse ha mba’éichapa oporombokatupyrýta oñangareko potávo tesãi rehe, upéichante avei tapicha ohaperekáva arandu ha mbo’ehára ha’eve añetéva omboguatava’erãva tembiapo tesãirã tavaháre, upe tetãme ha ambue tetãme avei. Oñemoañete hag̃ua upe acreditación, ojehecha mba’éichapa oguatahína ojopóre mba’ekuaa tembiapo ndive ha jekuaareka. Umi tapicha omohu’ãva imbo’esyry mbo’ehaovusúpe oñembosako’íva omba’apo hag̃ua tesãirã, ikatupyryva’erã tekotevẽháicha ñehekombo’e, hembiapokue ha oñemoarandukatuiva’erã salud pública-pe.

Mba’e mba’érepa oñeñe’ẽ: Postgrado tetãygua rekoresãirã, Tetãygua rekoresãi, Tetãygua rekoresãirã ñembokatupyry.

Abstract

Public health is the discipline that is responsible for the protection of health at the population level, seeking to improve the health conditions of communities through the promotion of healthy lifestyles, awareness programs, education and research. Therefore, it is essential to institute and develop high-level specialized training programs to train professionals with the skills required to carry out actions and programs to promote health and the prevention of diseases and accidents through the study of both personal and individual health factors, and social, economic and environmental factors that determine the health status of individuals or populations. This review includes a description of the various master's programs offered in Canada that address a multidisciplinary training process with the competencies required to develop roles in health promotion and education. These programs must go through an accreditation process that is based on unique and specific functions related to missions, objectives and guidance to train professionals, researchers and teachers with relevant skills to perform broad functions in public health in local, national and international contexts. The different accreditation criteria and parameters connect learning with practice and research. The graduate who prepares for the exercise in this area of ​​professional specialty must have the appropriate level of competencies regarding education, experience and continuous updating in the field of public health.

Keywords: Postgraduate public health, Public health, Public health training.



Fecha de recepción: 04/12/2018

Fecha de aprobación: 09/05/2019





Introducción

Las instituciones de educación superior desempeñan un rol importante en la formación de recursos humanos con elevadas competencias profesionales, el desarrollo, transferencia y aplicación del conocimiento para responder adecuadamente a los requerimientos, necesidades y cambios de la sociedad moderna.

Los contenidos y objetivos de la formación de esta área especializada pretenden abordar las necesidades de los profesionales desde una perspectiva multidisciplinaria con suficientes competencias para desarrollar tareas y roles de diferentes tipos en la promoción y educación para la salud. Son profesionales que realizan funciones de apoyo a los servicios y estructuras de la comunidad local, gestión de programas, recursos y servicios de promoción y educación. Se entiende que la salud pública es una combinación de ciencias, habilidades y actitudes dirigidas al mantenimiento y mejoramiento de la calidad de la salud de la población. Se considera que es un esfuerzo organizado por la sociedad para promover, proteger, restaurar y mejorar la salud a través de acciones individuales, colectivas o sociales. Mediante la salud pública se investigan e identifican las causas relacionadas con los determinantes de la salud y se actúa previniendo enfermedades, lesiones y accidentes, protegiendo a la población de los factores de riesgo y promocionando políticas de salud, ambientes y conductas orientadas a lograr una vida más saludable (Kennedy, Kennedy y Abner, 2011) (Gutiérrez García, 2003).

Sin duda constituye un reto el proceso de formación de los trabajadores en salud pública, tanto en la educación de postgrado como en la educación continua y actualización. Es importante que exista una clara definición de las competencias para el ejercicio de la salud pública y los lineamientos y directrices para estos programas educativos. Según White (2013) la salud pública es un campo complejo y desafiante, que abarca diversos conjuntos de habilidades desde las ciencias biomédicas, sociales, del comportamiento y ambientales a la ingeniería, el derecho y la ética.

Esta revisión tiene por objeto exponer un análisis de los postgrados en salud pública en Canadá, su estructura, lineamientos y currículo, además del proceso de acreditación como una estrategia primordial para asegurar la calidad en la implementación y desarrollo de estos programas. También es fundamental resaltar los criterios del núcleo competencias sobre los conocimientos, habilidades y actitudes necesarias para la práctica de la salud pública.

En el contexto de los procesos de aseguramiento de la calidad de la educación, los programas de grado de las universidades, instituciones de educación superior públicas y los institutos y colegios privados en Canadá, por ley deben acogerse a los procesos de control y aseguramiento de calidad para nuevos programas académicos fundamentados en la Declaración Ministerial del Consejo de Ministros de Educación de Canadá para la Garantía de la Calidad de Educación Superior en Canadá (Consejo de Ministros de Educación de Canadá, 2007). Sus principios orientadores se fundamentan para garantizar que los nuevos programas y nuevas instituciones de educación superior cumplan con los estándares aceptables de calidad y que el proceso y los medios de evaluación sean apropiados. También proporciona un marco contextual para identificar claramente que los grados y títulos académicos sean equivalentes en otras jurisdicciones o regiones con el fin de facilitar la búsqueda del mejoramiento continuo de la educación, el entrenamiento pertinente en un mercado laboral internacional altamente competitivo y el reconocimiento de la calidad de los títulos y grados académicos canadienses a nivel internacional. Asimismo se orienta a mejorar el acceso a la educación superior estableciendo políticas y estándares para la movilidad, la transferencia de créditos y el reconocimiento de títulos, credenciales y grados académicos.

Los Programas de Maestría en Salud Pública en Canadá

La misión de La Agencia de Salud Pública de Canadá (2015) es fomentar y proteger la salud de los canadienses por medio de su liderazgo, alianzas, de la innovación y de intervenciones en el campo de la salud pública. En otro documento de la Agencia de Salud Pública de Canadá (2008) se define el núcleo de competencias como el conjunto de conocimientos, habilidades y actitudes indispensables para la práctica de la salud pública, el cual trasciende las fronteras de disciplinas específicas, proveen herramientas básicas para una práctica efectiva de la salud pública utilizando un enfoque global y universal.

Todos los profesionales de la salud pública deben poseer un conjunto de actitudes y valores esenciales y fundamentales que incluyen la equidad, la justicia social y el desarrollo sustentable reconociendo la importancia de la salud comunitaria y del individuo y el respeto por la diversidad, la autogestión, la autodeterminación y la participación en la comunidad. Son 36 competencias agrupadas en siete categorías: ciencias de la salud pública; evaluación y análisis; políticas y planeación de programas, implementación y evaluación; asociaciones o alianzas, colaboración y soporte activo; diversidad e inclusión; comunicación; y liderazgo. Un documento importante de mencionar es el Proyecto de Postgrado Futuro de la Educación Médica en Canadá (Future of Medical Education in Canada-Postgraduate, 2012) (FMEC-PG) que establece la visión del proceso de formación de los médicos que Canadá necesita en el futuro. La visión para todos los médicos es que al final de su entrenamiento deban poseer la experiencia clínica necesaria para la práctica médica basada en los principios de calidad, seguridad, profesionalidad, centrada en el paciente y su cuidado. En él se señalan diez recomendaciones para el aseguramiento de la calidad de los programas de postgrado: garantizar la combinación correcta de la distribución y número de médicos para satisfacer las necesidades sociales; cultivar la responsabilidad social a través de la diversidad de experiencias y entornos de aprendizaje y trabajo; crear entornos positivos y de apoyo al aprendizaje y al trabajo; integrar el currículo basado en competencias en programas de postgrado; asegurar la integración efectiva y transicional a lo largo del proceso educativo; implementar sistemas efectivos de evaluación; desarrollar, apoyar y reconocer programas de formación continua a los docentes; fomentar el desarrollo del liderazgo; establecer una colaboración efectiva y gobernanza en los programas de educación médica; y alinearse a los estándares de acreditación. Esta última recomendación enfatiza sobre la necesidad de seguir los estándares de acreditación a través de todo el continuo del proceso de aprendizaje, comenzando por los estudios de grado y a lo largo de la residencia y la práctica profesional, dentro de un marco de responsabilidad social y enfocada en satisfacer las necesidades de salud de los canadienses.

Organización y estructuración curricular

Los siguientes parámetros y criterios de estructuración se incluyen en la revisión y análisis de los postgrados de maestría comenzando con los elementos teórico conceptuales o supra estructurales del currículo como son la visión, misión y objetivos.

La visión establece que el egresado de las maestrías en salud pública busca ser un líder profesional altamente calificado y motivado para la investigación, la educación y la proyección social de la salud tanto en el ámbito nacional como en el internacional. La misión es: preparar a los estudiantes para ejercer funciones en el campo de la salud pública proporcionando los conocimientos fundamentales en cinco áreas esenciales: bioestadística, epidemiología, ciencias de la salud ambiental, administración de los servicios de salud, y ciencias sociales y de la conducta; establecer convenios y acuerdos con las agencias de la salud pública en Canadá y con la comunidad internacional para proporcionar oportunidades para el ejercicio profesional a fin de lograr que los estudiantes puedan aplicar los conocimientos de la salud pública y garantizar una experiencia práctica pertinente y de calidad; familiarizar a los estudiantes con las competencias básicas en materia de salud pública establecidas por la Agencia de Salud Pública de Canadá (2008), el Royal College of Physicians and Surgeons of Canada (2014) y su conexión con el posgrado en salud pública. Los objetivos de los postgrados en esta área son:

  1. Demostrar habilidades y destrezas para comprender y evaluar los problemas de salud de las comunidades y grupos, particularmente aquellos vulnerables y marginados, aplicar, administrar y liderar intervenciones y proponer soluciones apropiadas.

  2. Contextualizar las diferentes relaciones y alianzas para comprender y utilizar los resultados de investigación como evidencia para la toma de decisiones y acciones pertinentes.

  3. Sintetizar y orientar los conocimientos para el desarrollo de planes y políticas, promoción y protección de la salud en las comunidades afectadas y establecer o proponer servicios sostenibles de protección a la salud.

  4. Analizar la conformación de equipos y los roles de las diferentes instituciones o grupos en el fortalecimiento de los programas de planificación, autogestión y servicio comunitario.

  5. Concientizar acerca del derecho fundamental de la salud.

  6. Establecer estrategias y medios para difundir la información relevante y significativa a grupos, comunidades y distintos entes relacionados con la toma de decisiones.

  7. Aplicar los conocimientos y destrezas de la salud pública bajo criterios de ética y moral en las comunidades locales, nacionales e internacionales.

  8. Desarrollar un enfoque sistémico para abordar y solucionar los problemas complejos de la salud pública

  9. Desarrollar la capacidad de liderazgo para asistir a las instituciones u organizaciones en el planteamiento de soluciones en materia de salud pública en las diferentes comunidades y grupos.

Al hacer una revisión de los planes de estudio de distintas universidades se determina la existencia de una matriz curricular que abarca un conjunto de cursos básicos comunes y electivos que varían entre las distintas universidades que ofertan el postgrado. Las universidades seleccionadas fueron: Universidad Dalhausie, Universidad Simon Fraser, Universidad de Alberta, Universidad de Victoria, y la Universidad de Waterloo. Los mencionados cursos son: Fundamentos de la Salud Pública y de la Población, Problemas y Tendencias en Ciencias de la Salud, Bioestadística, Investigación Cualitativa, Políticas de Salud Pública, Epidemiología, Promoción de la Salud y Prevención de Enfermedades, Ética en la Salud Pública, Sistema de Atención y de los Cuidados de Salud, Salud Pública Ambiental y Ocupacional, Salud de la Población Vulnerable, Valoración y Análisis Crítico/Síntesis del Conocimiento, Salud Materno Infantil, Historia Legal y Social de la Salud Pública, Métodos Analíticos de la Investigación Epidemiológica, Métodos de Encuesta, Planificación de Programas y Evaluación, Comunicación, Estadística Inferencial, Liderazgo y Gerencia, Prevención y Control de Enfermedades Transmisibles, Determinantes de la Salud, Contextos Sociales y de la Conducta en la Salud Pública y la Enfermedad.

Los cursos electivos reflejan igualmente las funciones básicas de la salud pública: epidemiología y bioestadística, salud de la población indígena y global, sistemas y servicios de atención y cuidado de la salud, la salud materno infantil, salud ocupacional y ambiental, práctica de la salud pública y los determinantes sociales y de la salud. Así también estos cursos pueden estar orientados hacia el desarrollo de áreas como la ética, comunicación y liderazgo, desarrollo comunitario, nutrición, seguridad alimentaria, y enfermedades transmisibles.

Algunos programas tienen ciertas particularidades como el de la Universidad Dalhoussie que ofrece específicamente la Maestría en Administración de la Salud cuyo propósito es formar los líderes y administradores de la salud con un conjunto de conocimientos, destrezas y valores basados en el modelo de competencias para efectuar funciones administrativas innovadoras y efectivas. El currículo abarca cursos como: Sistemas del Cuidado de la Salud; Gerencia y Diseño de Organizaciones del Cuidado de la Salud; Finanzas; Estadística; Educación Sanitaria Interprofesional; Gerencia del Cambio en los Sistemas de Salud; Gerencia Epidemiológica, Economía de la Salud; Políticas, Evaluación y Control; y Gerencia y Sistemas de Financiamiento de los Cuidados y Servicios de Atención a la Salud. Este postgrado abarca el componente de práctica o residencia profesional. La concentración de este programa es la administración de la salud pública y comunitaria.

Otras universidades ofrecen la maestría en salud pública bajo diferentes tipos de organización o estructuración. Tal es el caso de la Universidad Simon Fraser que incluye cuatro tipos de concentración o áreas de especialización después de aprobar el componente básico. Estas áreas de concentración son: Salud Ambiental y Ocupacional, Salud Global, Salud de la Población, y Salud y las Desigualdades Sociales.

En la Universidad de Alberta la maestría se organiza en seis diferentes especializaciones claramente definidas con siete cursos básicos comunes a las especializaciones incluyendo la práctica profesional: Bioestadística Aplicada, Salud Ocupacional y Ambiental, Epidemiología, Salud Global, Gerencia y Políticas de Salud, y Promoción de la Salud.

La Universidad de Victoria ofrece cuatro áreas de concentración muy particulares de las cuales los estudiantes deben seleccionar una: Salud de las Comunidades Indígenas, Informática en Salud Pública, Enfermería y Salud Pública y Políticas Sociales. Es interesante destacar que esta universidad a través de la Facultad de Desarrollo Social y Humano plantea la ejecución de una línea de investigación basada en la comunidad con programas que contribuyen al fortalecimiento de las comunidades, abordando prioridades en materia de salud pública, desarrollo comunitario y tecnologías de la información en salud pública.

La Universidad de Waterloo además del programa general básico de Maestría en Salud Pública ofrece dos áreas especializadas de concentración: Ciencias Sociales y de la Conducta y Salud Ambiental. La primera prepara a estos profesionales de la salud para planear, implementar y evaluar programas para la promoción de la salud y prevención de enfermedades. La segunda especialización se centra en la capacitación y entrenamiento del estudiante en la valoración y manejo de riesgos de la salud pública asociados con los factores contaminantes físicos, químicos y microbianos del ambiente.

Líneas de Investigación

Es importante puntualizar acerca del estudio de Ciliska, Peirson, y Muresan (2007) para el Centro Nacional Colaborador de Métodos y Herramientas (National Collaborating Centre for Methods and Tools) cuyo propósito fue identificar prioridades para la investigación en salud pública en Canadá, con los siguientes resultados: los temas principales incluyen temas de salud familiar, enfermedades transmisibles, enfermedades crónicas; la prevención de lesiones, la salud de las personas de la tercera edad, la salud ambiental, la salud dental, los determinantes sociales de la salud y las deficiencias de los métodos de salud global incluyeron la necesidad de muestras de mayor tamaño, un seguimiento más prolongado y su evaluación; el costo de la efectividad y la evaluación en diferentes entornos o grupos de población identificándose las brechas para desarrollar iniciativas de financiamiento específicas para apoyar la investigación de intervención de salud de la población; el mejoramiento de la calidad y la cantidad de la investigación y su uso por parte de profesionales y responsables de las políticas de salud.

La investigación se fundamenta en las disciplinas básicas de la salud pública que abarcan la bioestadística; salud ambiental; epidemiología; salud global; gerencia y políticas de la salud pública; promoción de la salud; y ciencias de la salud, ciencias sociales y de la conducta. Las líneas de investigación deben estar estrechamente conectadas con las disciplinas mencionadas anteriormente. Las líneas encontradas fueron: salud pública aplicada, salud global, diseño y atención de los servicios de salud y desarrollo de políticas, prevención de enfermedades comunes crónicas incluyendo obesidad, cáncer, adicciones, y otras condiciones de salud mental, problemas asociados con la pobreza y grupos vulnerables, salud y envejecimiento, seguridad alimenticia, protección y gobernanza, planeación, implementación y monitoreo de los cuidados y servicios de salud para mejorar el estatus de salud de las poblaciones en estudio, vacunología e inmunoterapia, la salud en las poblaciones indígenas, la salud pública en zonas rurales y agrícolas, estudios epidemiológicos y desarrollo de nuevos métodos, valoración de los riesgos de la salud pública asociados a factores biológicos, químicos, físicos en ambientes naturales y espacios construidos, modelados de interacción entre los genes y el ambiente y tratamiento.

Cabe destacar que algunos proyectos de investigación de la línea Salud Global de la Universidad de Alberta están orientados a mejorar la calidad de la salud en otros países de África, Asia y Latinoamérica, conectando la teoría con la investigación aplicada y empleando métodos de investigación multidisciplinarios. El principal propósito de estos proyectos es el enfoque en la atención de los problemas de desigualdad en los cuidados de atención de la salud materno infantil, la exclusión social y de género, como es el caso de Paquistán; el tratamiento antirretroviral basado en pacientes con sida en poblaciones rurales de Uganda; el impacto social del proceso de movilidad de mujeres trabajadoras de la salud comunitaria y la efectividad en el proceso de multiplicación de los cuidados de la salud en Paquistán; el esfuerzo voluntario de los programas de tratamiento antirretroviral en las comunidades rurales del oeste de Uganda; el mejoramiento del proceso de producción de conocimientos en adolescentes de Uganda mediante modernos métodos de comunicación; el acceso al diagnóstico de la malaria y vigilancia a la resistencia en la aplicación de fármacos en Uganda y Colombia.

Acreditación de las Maestrías en Salud Pública

La acreditación de las instituciones y maestrías en salud pública en Canadá se fundamenta en funciones únicas y propias relacionadas con las misiones, objetivos y orientación de los programas académicos para formar profesionales, investigadores y docentes con competencias relevantes para ejecutar funciones amplias en salud pública en contextos locales, nacionales e internacionales.

El proceso de acreditación se efectúa a través del Consejo de Educación para la Salud Pública (2016) agencia reconocida y totalmente independiente para acreditar escuelas y programas de salud pública. Los distintos parámetros y criterios de acreditación conectan el aprendizaje con la práctica y la investigación. El egresado que se prepara para el ejercicio en un área de especialidad profesional definida debe poseer el nivel de competencias adecuado respecto a la educación, experiencia y actualización continua en el campo de la salud pública. El egresado que se forma para la investigación debe estar identificado y comprometido con la búsqueda de la solución de los problemas e interrogantes en materia de salud pública de la comunidad. Así también el Consorcio de Acreditación de Residencia Canadiense (Canadian Residency Accreditation Consortium, 2017) incluye los requisitos aplicables a los programas de residencia y sitios de aprendizaje los cuales han sido definidos alineados con un marco de organización de estándares, que tiene como objetivo proporcionar claridad de expectativas, manteniendo la flexibilidad para la innovación. Cabe destacar que uno de los dominios está relacionado con la mejora continua que abarca estándares enfocados en asegurar una cultura de la mejora continua presente en toda la Facultad de Medicina, el Postgrado, programas de residencia y aprendizaje y las sedes donde funcionan. Los otros dominios refieren a la organización del programa, el mismo programa, los recursos, estudiantes, docentes y personal administrativo. Los respectivos estándares apuntan a asegurar programas de residencia adecuados preparar a los residentes para satisfacer las necesidades de atención médica de sus pacientes al término del proceso de formación.

A continuación se sintetizan los parámetros y criterios del Consejo de Educación para la Salud Pública (2016).

Características del Programa

La primera pauta fundamental de elegibilidad para la acreditación se refiere a la demostración de determinadas características que se mencionan a continuación: el programa debe estar registrado y pertenecer a una institución acreditada, debe funcionar de manera interdisciplinaria abordando los factores de la salud de la población y la comunidad mediante la instrucción, la investigación y el servicio, debe proporcionar espacios especiales de aprendizaje que apoyen la comunicación interdisciplinaria, promuevan un contexto intelectual amplio para la solución de problemas y fortalezcan el desarrollo de valores profesionales, mantener una cultura organizacional que adopte la visión, metas y valores pertinentes a la salud pública a través del liderazgo, experiencias y recursos con el fin de infundir los propósitos de la salud pública en todos los ámbitos de las actividades del programa, contar con docentes, otros recursos humanos, físicos, financieros, y de aprendizaje para proporcionar oportunidades educativas en las áreas del conocimiento de la salud pública, contar con un proceso de planeación, desarrollo y evaluación de sus actividades de docencia, investigación y de servicio para garantizar la respuesta efectiva a las expectativas y necesidades de los estudiantes y de la comunidad, que fusione la excelencia educativa con la aplicabilidad profesional en el campo de la salud pública.

Parámetros

El programa debe contar con una misión claramente formulada y públicamente declarada, fundamentada en metas, objetivos y valores. Son incluidas las funciones y propósitos que reflejen las aspiraciones y capacidad de respuesta a las cambiantes necesidades de la salud pública y demandas de la población en las áreas de servicio de la salud.

En la documentación la misión, metas y objetivos deben identificarse claramente especificando lo que el programa lleva a cabo a través de las actividades instruccionales en salud pública, investigación y servicio. Deben determinarse las formas de utilización de los recursos y resultados de evaluación, describirse las formas en que se desarrollan estos criterios, formas participación de las comisiones de trabajo y señalar que estrategias de evaluación se implementan para determinar su alcance indicando fortalezas, debilidades y el plan estratégico para superar las debilidades. El programa debe contar con un proceso explícito de monitoreo y evaluación de la misión, metas y objetivos relacionados con las iniciativas y esfuerzos ejecutados para su logro; la evaluación de la efectividad del programa; y el uso de los resultados de la evaluación en la planeación y toma de decisiones con respecto al logro de la misión. Como parte del proceso de evaluación se debe conducir una autoevaluación del programa que presente un análisis en correspondencia con los criterios de acreditación. El documento de autoevaluación debe definir los procesos y recursos utilizados para monitorear el progreso incluyendo sistemas de evaluación, estrategias de control, responsables del monitoreo, análisis y comunicación de los resultados y los procesos de fortalecimiento de la calidad del programa y de las actividades. La documentación debe abarcar una breve descripción de la institución, ubicación y nombres de las agencias de acreditación, organigrama institucional, descripción del presupuesto, disposición de recursos, reclutamiento, selección, mecanismos de actualización de los recursos humanos docentes y administrativos, políticas y estándares académicos, acuerdos y convenios interinstitucionales y especificación de órganos o instituciones participantes como colaboradores para la operatividad efectiva del programa. El programa debe proporcionar un contexto organizacional propicio para el aprendizaje de la salud pública, la investigación y el servicio. El contexto organizacional debe facilitar la comunicación, cooperación y colaboración interdisciplinaria que contribuya al logro de la misión, metas y objetivos del programa. La estructura organizacional debe apoyar en forma efectiva las actividades de los distintos componentes del programa. Los miembros del cuerpo académico y administrativo deben tener derechos y responsabilidades claramente definidos concernientes al diseño, desarrollo e implantación de las políticas académicas, coordinación y control. Los estudiantes deben igualmente tener niveles de participación en la conducción de los procesos de evaluación del programa, establecimiento de políticas y toma de decisiones.

Dentro del marco reglamentario y jurídico de la institución el personal académico y administrativo debe tener suficientes prerrogativas para garantizar la integridad del programa que permita el logro de la misión, metas y objetivos. El personal académico debe tener oportunidades formales para aportar recomendaciones para la toma de decisiones que afecten los procesos de admisión, disposición de recursos, reclutamiento y promoción de docentes, diseño y evaluación del currículo, actividades de investigación y de servicio y requisitos de grado. Los estudiantes deben también contar con métodos formales de participación y toma de decisiones en los aspectos de instrucción, investigación, servicio, y experiencias en la práctica profesional.

La documentación de autoevaluación debe contar con la especificación de la organización de las diferentes comisiones de trabajo con las correspondientes funciones y estructura organizacional. Dichas funciones deben estar relacionadas con el desarrollo de políticas, planificación y evaluación, presupuesto y recursos, admisión de estudiantes, reclutamiento, retención y promoción del personal docente, políticas y estándares académicos incluyendo el desarrollo curricular, expectativas y políticas de investigación y servicio; así también se agrega la presentación de documentos relacionados con normas y reglamentos relacionados. El programa debe contar con recursos financieros adecuados para satisfacer todos los requerimientos para el logro de la misión, metas y objetivos. La documentación de autoevaluación debe incorporar la descripción detallada del presupuesto con especificación de los gastos y recursos disponibles para las diferentes actividades de docencia, investigación y servicio. La descripción debe incluir la asignación de fondos y créditos gubernamentales, fórmula para la distribución de los fondos, generación de ingresos por concepto de registro estudiantil, donaciones, contratos, impuestos, especificación de egresos y cualquier otro aspecto presupuestario que impacte los recursos financieros del programa.

El programa debe contar con personal académico y otros recursos suficientes para satisfacer y cumplir con la misión, metas y objetivos instruccionales, de investigación y de servicio.

Así también es importante considerar la proporción del número de estudiantes con respecto a la planta profesoral para asegurar un proceso de interacción regular y efectivo. La proporción apropiada del número de estudiantes por docente en programas conducentes a grado académico como la maestría es de 10 por cada profesor o menor preferiblemente. El programa debe disponer con al menos tres profesores principales a tiempo completo por cada área de concentración o área general.

El programa debe demostrar su compromiso con la diversidad y evidenciar la práctica continua de las competencias culturales y de aquellas relacionadas con la diversidad, bajo un ambiente de aprendizaje propicio para la formación de estudiantes para que desarrollen amplias destrezas y actitudes para el ejercicio profesional. Los aspectos de diversidad podrían incluir la edad, país de origen, raza, género, idioma, religión, estatus de refugio, orientación sexual, afiliación comunitaria y estatus socioeconómico.

El programa debe contar con un plan de estudios o currículo que cubra una serie de experiencias de aprendizaje planificadas y evaluadas que forma parte de los requisitos para el otorgamiento del grado académico, en este caso el de maestría. El programa de estudio para cada área de concentración o especialización debe proporcionar suficiente entrenamiento intensivo en el área a través de cursos y otras experiencias similares.

La agencia de acreditación clasifica dos tipos de programas el profesional y académico. El programa de estudios profesional está referido al conjunto de materias y experiencias de aprendizaje necesarias en el campo de la práctica profesional; requiere que los estudiantes desarrollen la capacidad para organizar, analizar, interpretar y comunicar el conocimiento de una manera práctica. El programa de estudio académico o investigativo forma al estudiante para el entorno académico y de investigación. Los egresados están preparados para la investigación, organización, análisis y difusión de nuevos conocimientos en una disciplina o campo de estudio. La institución debe presentar una matriz curricular de los programas de estudio y áreas de especialización o concentración. Dicha matriz debe distinguir entre los grados de maestría profesional y académica, identificando las modalidades a distancia o presencial.

La duración del programa de maestría debe ser dos años de estudio a tiempo completo o el equivalente a 42 unidades crédito. Este número de unidades crédito puede variar en cada institución así como también la estructura del programa puede influir en la extensión del programa.

Los egresados de estos programas de postgrado deben cursar un conjunto de asignaturas relacionadas con las cinco áreas fundamentales de la salud pública. Estas son: bioestadística, epidemiología, ciencias de la salud ambiental, administración de los servicios de salud, ciencias sociales y de la conducta. Igualmente deben desarrollar y demostrar la aplicación de conocimientos y destrezas a través del componente de práctica profesional en las distintas áreas relevantes de especialización con oportunidades para el desarrollo de este componente en organizaciones, instituciones o agencias locales, nacionales o internacionales relacionadas con la salud pública. Un componente esencial de la práctica profesional es la supervisión por parte de un tutor o facilitador calificado para evaluar las correspondientes competencias profesionales. El programa de práctica profesional o residencia debe tener objetivos claramente definidos, procedimientos y criterios de evaluación. También debe incluir una reglamentación y políticas que definan los lugares para las prácticas, los procedimientos para aprobar la participación de los tutores y los mecanismos de orientación y apoyo logístico; procedimientos, medios y recursos para la supervisión y evaluación de las actividades de los estudiantes durante la práctica.

El programa debe incluir en la matriz curricular el tipo de experiencia final o de culminación que refleje la integración y síntesis de los conocimientos desarrollados durante el postgrado con la que los estudiantes puedan demostrar las habilidades, aptitudes y competencias exigidas. Hay distintos modelos que incluyen exámenes integrales orales y escritos, proyectos aplicados, tesis o proyecto de investigación aplicada, desarrollo de casos de estudio, seminarios o cursos finales de integración o proyecto final.

Las competencias definen lo que el egresado debe ser capaz de ejecutar al culminar el programa de estudio. La exposición de competencias debe describir los conocimientos, habilidades y destrezas que los egresados deben demostrar en forma exitosa al culminar la maestría. Deben ser explicitas y estar conectadas con la misión, metas y objetivos del programa. Las competencias claramente articuladas con los objetivos de aprendizaje orientan el proceso de planeación del currículo y son la principal fuente de medición del rendimiento, resultados y logros del programa. Las competencias pueden cambiar producto de la evolución y actualización del conocimiento y los resultados de investigación, por lo tanto el programa debe evaluar estos cambios continuamente para asegurar la vigencia, pertinencia y relevancia del currículo. El programa puede desarrollar sus propias competencias o adoptar aquellas que ya han sido formuladas por las organizaciones de salud pública reconocidas.

Los procedimientos de evaluación deben describir, documentar y demostrar el progreso y alcance de las competencias definidas para la obtención del grado de maestría por áreas de concentración. Estos procedimientos de medición pueden incluir la evaluación del grado de desempeño del estudiante durante la práctica profesional, reportes de proyectos, tesis, exámenes integrales, o exámenes de profesionalización. Las calificaciones finales o la aprobación de cursos no constituyen suficiente criterio de evidencia y medición de este parámetro. Los criterios de valoración del logro de las competencias en salud pública están vinculadas a las habilidades del estudiante para seleccionar teorías, métodos y técnicas para integrar y sintetizar el conocimiento y aplicarlo en la solución de los problemas de la salud pública. El índice de graduación no debe ser menor de 70% y el índice de ubicación laboral en la profesión debe ser monitoreado y no debe ser menor del 80 % en el caso de aquellos egresados que sean localizables. Debe describirse el método y medios usados para recolectar la información ocupacional.

Si el programa es ofrecido mediante la modalidad a distancia debe incluir la explicación del modelo y métodos utilizados, la fundamentación, el soporte administrativo y técnico al estudiante, el proceso de monitoreo, la evaluación de la rigurosidad académica y los mecanismos de evaluación de los resultados del programa.

El programa debe mantener un proceso de investigación activo, coherente con la misión de la maestría mediante la cual los docentes y estudiantes contribuyan con el desarrollo del conocimiento de las disciplinas de la salud pública. Se deben definir las actividades de investigación, políticas, procedimientos y prácticas que apoyen la investigación tanto en el ámbito local como nacional e internacional, en la que participen órganos y agencias de salud pública. Se deben definir las estrategias de seguimiento y evaluación del impacto y alcance de las distintas actividades de investigación.

Las actividades de servicio del programa deben coadyuvar al desarrollo y logro de la misión, metas y objetivos vinculando efectivamente a organizaciones y agencias de la comunidad. Los docentes deben participar activamente en la comunidad a través de la comunicación, colaboración, consulta y asistencia técnica, auspiciando mecanismos efectivos de participación de la comunidad en las actividades del programa.

Se refiere al mantenimiento y crecimiento profesional en salud pública como un mecanismo articulado de educación continua producto del resultado del análisis de necesidades para determinar áreas o campos de actualización profesional significativos.

Debe definirse la naturaleza multidisciplinaria, la preparación educativa, la experiencia profesional y las competencias de investigación e instrucción del cuerpo docente, especificándose por área de concentración. El personal docente debe impartir enseñanza y supervisar las experiencias de investigación y prácticas profesionales; para ello deben estar calificados en el campo de la profesión y poseer las competencias indispensables en salud pública.

El programa debe contar con políticas, reglamentación y procedimientos bien definidos para la selección, nombramiento y promoción del personal académico calificado, descripción de los procedimientos y lineamientos operacionales relacionados con las condiciones de empleo, fortalecimiento de las capacidades para la docencia y formas de ascenso, desarrollo y capacitación profesional; igualmente deben especificarse los procedimientos de evaluación de del desempeño y efectividad docente.

La selección y admisión de los estudiantes se refiere a la documentación, mecanismos, procedimientos, políticas y reglamentación para la selección y admisión de los estudiantes al programa quienes deben demostrar determinados prerrequisitos de educación, interés y motivación para asumir y emprender la carrera en el campo de la salud pública. El sistema de asesoría académica para los estudiantes es fundamental así como también la consultoría en materia de colocación laboral en la profesión de la salud pública.

Núcleo de Competencias Básicas para la Salud Pública en Canadá

En todo el mundo, y especialmente en los países desarrollados, se están tomando medidas para promover la competencia profesional como un principio central para todas las profesiones de la salud, aunque esto representa un desafío relativamente mayor para la salud pública debido a su naturaleza multidisciplinaria y transdisciplinaria. La competencia en salud pública, requiere la destreza de aplicar habilidades disciplinarias dentro de roles definidos para el beneficio del más alto nivel de salud posible para todos (White, 2013).

El núcleo de competencias básicas es una definición unificada de los conocimientos esenciales, habilidades y actitudes necesarias para la práctica de la salud pública, trascienden las fronteras de disciplinas específicas y proveen el marco conceptual y filosófico para el desempeño de una práctica profesional eficaz y efectiva de la salud pública. La intención de estas competencias es mejorar la salud pública mediante la contribución al establecimiento de parámetros y lineamientos relacionados con la formación de un profesional más eficiente y altamente calificado que fomente e implemente actividades, estrategias y programas al servicio de la salud, fundamentándose en la evidencia, enfocándose en la atención a los problemas de la comunidad y centrándose en valores éticos, morales y de equidad social (Agencia de Salud Pública de Canadá, 2008).

A continuación se desarrolla una descripción de las diferentes categorías y competencias básicas.

Ciencias de la Salud Pública

El profesional de la salud pública debe: demostrar conocimientos del estado de la salud de la población, las inequidades en materia de salud pública, los determinantes de la salud, estrategias para la promoción de la salud, la prevención de enfermedades, lesiones, accidentes y protección de la salud, así como también los factores que intervienen en la concesión y uso de los servicios de salud; demostrar conocimientos sobre la historia, estructura e interacción de la salud pública y los servicios de cuidado de la salud a nivel local, provincial, territorial, nacional e internacional; aplicar los conocimientos de las ciencias de la salud pública; usar la evidencia y la investigación para documentar las políticas y programas de salud; demostrar habilidades para proseguir oportunidades de aprendizaje permanente en el campo de la salud pública.

Evaluación y Análisis

El profesional de la salud pública debe: reconocer la existencia de problemas en materia de salud; identificar fuentes relevantes y apropiadas de información incluyendo los recursos de la comunidad; recolectar, mantener, rescatar y usar la información exacta y apropiada relacionada con los problemas de salud pública; analizar la información para determinar sus implicaciones, diferencias, usos y limitaciones; determinar el significado de la información considerando contextos éticos, políticos, científicos, socios culturales y económicos vigentes; recomendar acciones específicas fundamentadas en el análisis de la información.

Políticas, Planificación de Programas, Implementación y Evaluación

El profesional de la salud pública debe: determinar diferentes opciones de políticas, programas y acciones para abordar problemas específicos de salud pública; diferenciar las implicaciones de cada opción especialmente aquellas que aplican a los determinantes de la salud y recomendar o decidir un curso de acción; desarrollar un plan para implementar un curso de acción considerando la evidencia relevante, la legislación, procedimientos de planeación de emergencia, regulaciones y políticas; implementar políticas o programas y tomar las acciones pertinentes para solucionar un problema específico de salud pública; evaluar una acción, política o programa; desempeñar roles funcionales en respuesta a emergencias públicas de salud.

Alianzas, Asociaciones, Colaboración y Soporte Activo

El profesional de la salud pública debe: colaborar con las asociaciones e instituciones para abordar los problemas de salud pública; usar destrezas y habilidades como la integración de equipos, negociación, manejo de conflictos y facilitación de grupos para establecer alianzas y relaciones con asociaciones y grupos de trabajo; mediar en situaciones adversas para lograr mejorar el estado de salud y bienestar de la comunidad y facilitar la ubicación y acceso a diferentes recursos; apoyar las políticas y servicios de salud pública que promuevan y protejan la salud y el bienestar de los individuos y comunidades.

Diversidad e Inclusión

En esta categoría debe; reconocer la influencia de los factores biológicos, sociales, culturales, económicos, físicos y ambientales como determinantes de la salud y el bienestar de grupos específicos de la población; considerar las características diversas de la población al momento de planificar, implementar, adaptar y evaluar los programas y políticas de salud pública; implementar programas, actividades y acciones dirigidos a grupos de diversa procedencia cultural, socioeconómica y educacional, y considerar individuos de todas las edades, género, estatus de salud, orientación sexual y condición física.

Comunicación

Bajo esta categoría se encuentran las siguientes competencias: comunicarse en forma efectiva con individuos, familias, grupos, comunidades y colegas; comunicar e interpretar información dirigida a diferentes tipos de audiencias tanto profesionales y como no profesionales y la comunidad en general; participar y actuar con individuos y comunidades en programas y campañas haciendo uso de los medios, recursos y técnicas publicitarias disponibles; utilizar la tecnología actual para comunicarse efectivamente.

Liderazgo

En cuanto a las competencias conectadas al liderazgo están: instituir la misión, los objetivos y prioridades de la organización o institución de salud pública donde opera; contribuir al desarrollo de valores claves y una visión compartida en la planeación e implementación de los programas y políticas de salud pública en la comunidad; adoptar la ética en la administración y gerencia de grupos, información y administración o gerencia de recursos; contribuir al aprendizaje organizacional y de equipo con el fin de enraizar la misión y las metas de la salud pública y mantener los estándares de desempeño organizacional; demostrar habilidades para construir capacidades comunitarias al compartir conocimientos, experiencias y competencias y desarrollar una práctica más consecuente con la participación social.

La Agencia de Salud Pública de Canadá conjuntamente con asociaciones e instituciones relacionadas tiene el compromiso de velar y garantizar que este conjunto de competencias esenciales se mantenga actualizado y relevante. Incluye un proceso de monitoreo sobre el impacto en la adopción y aplicación de estas competencias en la práctica de la salud pública y en el sistema de salud pública en general. La definición de estas competencias abarca un proceso complejo en entornos laborales y profesionales que son igualmente complejos.

Conclusiones

Los cambios demográficos, la globalización, amenazas a la calidad de la salud, la seguridad y la presión creciente sobre la demanda de mejores servicios de atención a la salud continuarán intensificando la necesidad de una fuerza laboral diversificada y altamente calificada en salud pública. Estos profesionales de la salud en el siglo 21 requieren de un conjunto de habilidades, conocimientos y actitudes que le permitan promover la salud y el bienestar de cada comunidad.

La formación de profesionales de postgrado en salud pública con competencias disciplinares pertinentes es un factor esencial para el desempeño eficiente, eficaz y de calidad de las funciones inherentes a la práctica profesional. La realidad actual y la diversificación de entornos constituyen un reto a la salud pública para encauzar estrategias y directrices a seguir en la sociedad en materia de atención y cuidado de la salud en ambientes de alta complejidad.

La salud pública, comprende la protección y mejora de la salud de los ciudadanos a través de las acciones y programas comunitarios, con la intervención de instituciones intersectoriales y organismos gubernamentales, fundamentándose en ciertos pilares esenciales como es el fomento de la vitalidad y salud integral, la prevención de lesiones y enfermedades infecciosas y no infecciosas, la organización y provisión de servicios para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades, la rehabilitación de personas enfermas o incapacitadas, la promoción de la equidad y la justicia social y el fortalecimiento de los procesos de colaboración, participación e integración de diversas agencias e instituciones de salud. Estos pilares constituyen el análisis de la situación de salud y de las condiciones de vida de la población que requieren de una salud pública versátil y creativa para poder enfrentar desafíos futuros.

Referencias

Agencia de Salud Pública de Canadá (2008). Competencias básicas para la salud pública en Canadá. Recuperado de: http://www.phac-aspc.gc.ca/php-psp/ccph-cesp/about_cc-apropos_ce-eng.php.

Agencia de Salud Pública de Canadá (2015). Planes y Prioridades. Recuperado de: https://www.canada.ca/content/dam/phac-aspc/migration/phac-aspc/rpp/2015-2016/assets/pdf/rpp-2015-2016-eng.pdf

Canadian Residency Accreditation Consortium (CanRAC) (2017). General Standards of Accreditation for Residency Programs, Version 1.1. Canadian Residency Accreditation Consortium. Recuperado de: https://pg.postmd.utoronto.ca/wp-content/uploads/2018/06/General-Standards-of-Accreditation-for-Residency-Programs.pdf

Ciliska, D., Peirson, L., y Muresan, J. (2007). Public Health Knowledge Gaps and Research Priorities: a synthesis of next steps. Hamilton. Ontario. National Collaborating Centre for Methods and Tools. Recuperado de: https://www.nccmt.ca/uploads/media/media/0001/01/0e9a9d0657198416e72f8eb4246c3a6a10b54807.pdf

Consejo de Educación para la Salud Pública (2016). Criterios de Acreditación. Recuperado de: https://storage.googleapis.com/media.ceph.org/wp_assets/2016.Criteria.redline.4-26-18.pdf

Consejo de Ministros de Educación de Canadá (2007). Declaración Ministerial sobre Garantía de Calidad de los Grados Universitarios en Canadá. Recuperado de: https://www.cicic.ca/docs/cmec/QA-Statement-2007.en.pdf

Future of Medical Education in Canada Postgraduate Project (2012). A collective vision for postgraduate medical education in Canada. Recuperado de: https://afmc.ca/future-of-medical-education-in-canada/postgraduate-project/pdf/FMEC_PG_Final-Report_EN.pdf

Gutiérrez García, J. (Coord.) (2003). Formación en Promoción y Educación para la Salud. Ministerio de Sanidad y Consumo. Madrid. Edígrafos, S. A.

Kennedy M., Rainsberry P., Kennedy M. y Abner E. (2011). Accreditation of Postgraduate Medical. Education. Members of the FMEC PG Consortium.

Royal College of Physicians and Surgeons of Canada (2014). Objectives of Training in the Specialty of Public Health and Preventive Medicine. Recuperado de: http://www.royalcollege.ca/cs/groups/public/documents/document/y2vk/mdaw/~edisp/tztest3rcpsced000887.pdf

Universidad de Alberta, School of Public Health. (2018). The Master of Public Health. Recuperado de: http://uofa.ualberta.ca/public-health/programs/mph-programs

Universidad Dalhausie, Master of Health Administration. (2018). Health Administration Recuperado de: https://www.dal.ca/faculty/health/health-administration/programs/graduate-studies/mha.html

Universidad Simon Fraser, Master of Public Health Program Overview. (2018). Master of Public Health Program Overview. Recuperado de: http://www.sfu.ca/fhs/future-students/graduate/master-of-public-health/overview.html

Universidad de Victoria, Master of Public Health. (2018). Master of Public Health. Recuperado de: http://www.uvic.ca/hsd/publichealthsocialpolicy/future-students/graduate/mph/index.php

Universidad de Waterloo, School of Public Health and Health Systems. (2018). Master of Public Health. Recuperado de: https://uwaterloo.ca/public-health-and-health-systems/future-graduate-students/professional-programs/master-public-health

White, F. (2013). The Imperative of Public Health Education: A Global Perspective. Med Princ Pract 2013; 22:515–529DOI: 10.1159/000354198.